Blog

En 'Espacio Z' te contamos tres de las mejores técnicas de relajación.

Técnicas de relajación

En esta vorágine de sucesos que es nuestro día a día, cada vez notamos más la falta de relajación. Estamos tensos, irritables y cansados, y eso repercute en nuestro trabajo diario. Incluso en nuestra vida personal. El estrés, la ansiedad o la ira son enemigos a combatir. Enemigos de los difíciles, pero de los que pueden vencerse. Hoy os vamos a enseñar algunas técnicas de relajación que permitirán que el estrés no acabe por desquiciar nuestras mentes. Porque es importante relajarse, pero es más importante aún saber cómo hacerlo.

 

En 'Espacio Z' te contamos tres de las mejores técnicas de relajación.

En ‘Espacio Z’ te contamos tres de las mejores técnicas de relajación.

 

1.- La respiración diafragmática.

Posiblemente la terapia más sencilla de realizar y una de las más efectivas. Coordinar nuestra respiración con el diafragma nos ayuda a eliminar la ansiedad gradualmente y a establecer un estado mental más relajado. En esta técnica, debemos darle más importancia a respirar con el abdomen que a hacerlo con el pecho. Para ello, es recomendable que las primeras veces que la practiquemos lo hagamos tumbados boca arriba en una postura recta. Esto permitirá que nuestro diafragma esté perfectamente alineado con los pulmones y facilitará la tarea de inspirar y exhalar el aire.

"<yoastmark

Para respirar con el diafragma, debemos realizar unos sencillos pasos. Primero, debemos colocar nuestras manos encima del abdomen, notando cómo nuestra respiración hace que estos músculos se muevan. Después, inspiraremos profundamente de modo que nuestro abdomen se hinche con la entrada del aire. Al expirar, lo haremos reposadamente hasta que nuestro abdomen esté completamente deshinchado. Es conveniente presionar con las manos en la zona del ombligo con el fin de dejar nuestros pulmones vacíos de aire. Repetir este proceso durante un periodo de 10 minutos ayudará a que nuestra relajación sea efectiva.

 

 

2.- Relajación muscular progresiva.

 

La relajación muscular progresiva ayudará a destensar nuestros músculos.

La relajación muscular progresiva ayudará a destensar nuestros músculos.

 

Si somos propensos a tener contracturas, lo mejor es recibir un masaje de manos de nuestros profesionales. Eso sí, si el tiempo no nos permite acudir asiduamente a ello, existen técnicas que podemos practicar en casa y que ayudarán a destensar nuestros músculos y a reducir nuestros dolores musculares. Una de ellas es la relajación muscular progresiva. Para practicarla, debemos tensar al máximo cada grupo muscular y posteriormente relajarlo. Así, empezaremos por los pies, iremos subiendo por los gemelos, muslos, espalda, pecho, brazos y cuello ejerciendo una tensión de unos 5 segundos sobre cada parte. Después de tensar cada uno de estos grupos musculares, lo relajaremos durante un periodo de 30 segundos. Esto nos ayudará a diferenciar entre la tensión y la relajación muscular, a conciliar el sueño y a evitar posibles contracturas.

 

 

3.- Sonoterapia y musicoterapia.

 

Los cuencos tibetanos son muy utilizados en la sonoterapia.

Los cuencos tibetanos son muy utilizados en la sonoterapia.

 

La sonoterapia es una práctica que utiliza sonidos específicos con efectos relajantes en nuestro organismo. Tiene una tradición budista, lo que explica que en esta técnica se usen sonidos producidos por cuencos tibetanos, ‘gongs’, cánticos armónicos o diapasones afinados a frecuencias específicas. De hecho, existen estudios que certifican que el uso de la sonoterapia produce beneficios en la salud mental de los pacientes, además de favorecer su relajación.

Por otra parte, la musicoterapia provoca el mismo efecto que su ‘hermana’ la sonoterapia, pero esta vez mediante la utilización de canciones y música. Y es que ésta nos ha acompañado siempre, desde los albores de la historia. Por tanto, esa estrecha relación que tenemos con ella nos ha permitido establecer unos vínculos que aluden a sentimientos primigenios como la felicidad o el optimismo. La musicoterapia tiene como fin desarrollar una serie de aptitudes en el ser humano que le permitan tener una mejor calidad de vida.

 

Leave a Reply