Blog

Durante el proceso de cosecha de un vino ecológico está terminantemente prohibido el uso de cualquier producto químico

El vino ecológico: una opción cada vez más saludable

Aunque no es realmente cierto aquello de que una copa de vino al día fortalece nuestro sistema cardiovascular, sí es verdad que, acompañado de una dieta rica en cereales, legumbres, carnes magras y ejercicio físico, un vasito de este fantástico elixir al día no tiene por qué ser contraproducente. Pero, ¿cómo saber si el vino que tomamos es saludable? ¿Qué diferencias tienen los vinos convencionales con respecto a los recientemente en alza vinos ecológicos? Hoy, en Espacio Z, te explicamos algunos detalles sobre por qué los vinos ecológicos son una alternativa cada vez más saludable.

 

Durante el proceso de cosecha de un vino ecológico está terminantemente prohibido el uso de cualquier producto químico

Durante el proceso de cosecha de un vino ecológico está terminantemente prohibido el uso de cualquier producto químico

 

España es el primer productor a nivel mundial de vino ecológico.  Para que éstos sean catalogados como tal, deben cumplir unas estrictas normas con respecto a su fabricación según los requisitos que pone la agricultura ecológica. En su cosecha deben estar libres de fertilizantes, herbicidas y otros compuestos químicos, así como respetar los ciclos naturales de la vid y ser considerado con el medio ambiente. Además, su proceso de elaboración debe ser completamente manual, ya que el uso de máquinas en la recolecta y en su posterior procesado está prohibido. Finalmente, los vinos ecológicos han de permanecer en sus bodegas durante tres años completos desde que reciben la certificación ecológica, tiempo en el que numerosos inspectores investigan y certifican que cumple todos los requisitos.

 

"<yoastmark

 

 

Todo este cúmulo de requisitos provoca que el sabor de estos vinos se acerca más al sabor natural de la uva con la que se fabrican. Además, contienen una menor cantidad de sulfitos y aumentan exponencialmente su concentración de antioxidantes, lo que les hace un producto más saludable que otros vinos que sufren procesados químicos previos y posteriores a la cosecha. Es rico en quercitina, sustancia que previene la degeneración neuronal y que se utiliza en tratamientos contra enfermedades neurológicas como el Alzheimer o el Parkinson. También es eficaz frenando la proliferación de bacterias bucales, lo que ayuda en la prevención de problemas como la gingivitis o las caries.

 

"<yoastmark

 

Además de todo esto, el vino ecológico nos ayuda a liberar endorfinas, causantes de los sentimientos de felicidad y alegría. Y es que… ¿Cómo no vamos a estar contentos con una copa de vino en la mano?

 

 

¿Has probado vinos ecológicos? ¿Cuáles son tus preferidos? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

 

 

Leave a Reply